jueves, 2 de octubre de 2014

Feria Internacional de Productos del Mar Congelados en Vigo

Vigo, puerto pesquero de referencia de Europa, organiza anualmente la Feria Internacional de Productos del Mar Congelados (CONXEMAR), que sirve de encuentro a la totalidad del sector transformador, distribuidor, importador y exportador de los productos del mar congelados.

Este año Argentina contará con un stand de 100 metros2 en Conxemar.

El Gobierno de Argentina, que califica al evento como “el más importante en el ámbito de la pesca congelada de Europa”, recuerda que su participación en la feria permitirá que las empresas nacionales bajo el signo distintivo de “Mar Argentino, salvaje y austral”, entrar en contacto con potenciales interesadas en sus productos, posibilitando su ingreso y/o ventas en este mercado.

Argentina contará con un stand de 100 m2 a disposición de las firmas comerciales que deseen exhibir productos correspondientes a los siguientes sectores: productos del mar vivos, congelados, frescos, equipos de procesado y embalaje de pescado y mariscos.

La feria se encuentra consolidada entre las dos más importantes del mundo. Desde la primera edición en 1999, ha crecido de forma constante en visitantes y expositores, con una superficie expositiva actual de 31.500 m2.

FECHA FERIA: 7, 8 y 9 de octubre 2014
EDICIÓN: Decimosexta edición
LUGAR: IFEVI - Avenida do Aeroporto, 772, 36318 Vigo (Pontevedra). España
ÁMBITO: Internacional
CARÁCTER: Profesional
SECTORES: Mayoristas, Importadores, Exportadores, Transformadores, Fabricantes, Distribuidores, Frigoríficos, Maquinaria, Industria Auxiliar (frío, embalajes, plásticos, etc.)
HORARIO: 7 y 8 de octubre de 10,00 hs. a 18,00 hs. y 9 de octubre de 10,00 hs. a 16,00 hs.

sábado, 23 de agosto de 2014

Nueva puerta de arrastre Morgère PV3L


Un nuevo tipo de puerta de arrastre desarrollada por Morgère y diseñado para pescar cerca del fondo marino ha dado buenos resultados para una serie de patrones de Islandia desde su lanzamiento hace un año y medio. 

La PV3L, que es una adaptación de la PV3, cuenta con un centro de gravedad más bajo que le permite pescar aún más cerca del fondo del mar, lo que es ideal para la captura de peces de fondo y gambas.  

El diseño proporciona una excelente estabilidad y la distancia constante entre las alas a ambos lados de la red de arrastre, mientras que las lamas en la parte frontal de las puertas proporcionan un ángulo de ataque óptimo.

La puerta PV3L es una adaptación de la exitosa PV3, que ya es ampliamente utilizada y cuyo diseño ha evolucionado a lo largo de los años sobre la base de un extenso programa de investigación y desarrollo de la compañía. 

Michel Dagorn director de Morgère comenta que “nuestra filosofía es trabajar con los pescadores para desarrollar puertas de arrastre que se adapten a sus necesidades específicas y el modelo PV3L es resultado directo de esta estrategia. Estamos encantados de que el diseño funcione bien y ofrezca buenas capturas para los pescadores”.

miércoles, 25 de junio de 2014

FAO y Noruega unidos en el proyecto de construcción de un buque oceanográfico de última generación

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Noruega van a construir uno de los buques de investigación oceanográfica más avanzados del mundo dentro de un proyecto conjunto para apoyar a los países en desarrollo a mejorar la ordenación de su pesca. 

Astilleros Gondán ha obtenido la adjudicación para la construcción del buque, financiado por la Agencia Noruega de Cooperación para el Desarrollo (Norad); el proyecto es ejecutado por la FAO con el apoyo científico del Instituto de Investigaciones Marinas de Noruega (IMR), y la colaboración de instituciones nacionales y regionales y otros organismos de la ONU.

El buque, llamado Dr. Fridtjof Nansen, de 74,50 metros de eslora total y 17,40 metros de manga máxima, reemplazará a partir de 2016 a la antigua embarcación del mismo nombre que navega por las costas de África desde 1993, investigando en profundidad el estado de los ecosistemas marinos del continente para el proyecto EAF-Nansen, la última fase de un singular programa de 40 años de duración.

El nuevo buque podrá realizar, entre otras, funciones oceanográficas e hidrográficas, de biología marina, análisis de biomasa, geología, etc. Además, podrá realizar el lanzamiento y recuperación de boyas para toma de datos, operaciones ROV y AUV, así como operaciones de manipulación de carga y logística, sin olvidar la formación de estudiantes de otros países.

El proyecto implica a 32 países costeros de África para ayudarles a obtener información detallada sobre sus recursos marinos, de manera que puedan desarrollar planes de ordenación de la pesca, centrado en el mantenimiento de la salud y productividad del ecosistema.

Instituto Noruego de Investigación Marina

Los científicos del Instituto Noruego de Investigación Marina (IMR) y de los países africanos que participan en la iniciativa, usan imágenes 3D para cartografiar el fondo marino y obtener gran cantidad de datos sobre las poblaciones de peces, el agua y la calidad de los sedimentos, estudiando todo el ecosistema, desde las aves marinas a los peces, y desde ballenas a las plantas minúsculas (fitoplancton) y los animales (zooplancton).
 
"Lo que hace a este proyecto único es que los países en desarrollo se apropian de la información obtenida", según el coordinador del Proyecto EAF-Nansen, Kwame Koranteng. "El objetivo general –explicó- es que los países puedan hacer sus propias evaluaciones y elaboren e implementen planes de ordenación de la pesca, que son de vital importancia para los recursos marinos amenazados por la sobrepesca, la contaminación y el cambio climático".
 
Con su botadura prevista en 2016, el buque contará con siete laboratorios, un auditorio, el más moderno equipo de sonar para mapear la distribución de peces y un vehículo submarino operado por control remoto para tomar imágenes nítidas de la vida en el fondo del océano. Este equipamiento de última generación incluye un sistema de posicionamiento dinámico que le permitirá trabajar con seguridad alrededor de infraestructuras sensibles, como plataformas petroleras, mientras que el mástil principal contará con un puesto de observación para la observación de aves y mamíferos marinos.

sábado, 26 de abril de 2014

Hélices de Barcos de Pesca en Fibra de Carbono o Composite

En forma general, los materiales utilizados en la construcción de las hélices de los barcos, pueden ser de aluminio, acero inoxidable, aleaciones de bronce, pero actualmente la construcción naval incorpora nuevas tecnologías de producción y materiales avanzados, como la fibra de carbono.

En embarcaciones pequeñas, Volvo Penta utiliza una nueva hélice de material composite, que ofrece numerosas ventajas. Se fabrican con un material compuesto, principalmente por fibra de vidrio  y nylon, que tiene una gran resistencia (entre un 10 y un 15% mayor que el aluminio proporcionando prestaciones equivalentes). 

En la industria de la pesca, la acentuada competencia internacional y la escasez de los recursos marinos aconsejan la necesidad de llevar a cabo planes de investigación y desarrollo, con el fin de mejorar la competitividad. 

Diseño de hélices más eficientes: La aplicación de tecnologías avanzadas en el diseño de sistemas de propulsión para buques de pesca, permitirán mejoras técnicas sustanciales que afectan al ahorro energético, junto a otras importantes ventajas como la reducción de ruidos y vibraciones, gracias a la incorporación de nuevos materiales como la fibra de carbono o composite.

 
La hélice marina tiene un rendimiento próximo al 50%. Esto quiere decir que el 50% de la energía del motor propulsor no se utiliza en impulsar el barco, sino que se disipa en forma de pérdidas por fricción de las palas de la hélice con el agua.
 
Por lo que cualquier mejora en el rendimiento de una hélice, aunque porcentualmente sea pequeña, aporta un gran beneficio para el buque y su explotación.
 
Los objetivos técnicos se centran en la reducción del coeficiente de fricción de la hélice y el aumento de su rendimiento, que se traduce en un considerable efecto beneficioso para el buque y su explotación. 
 
La hélice, construida en materiales compuestos de alta tecnología, no se corroe ni fomenta la corrosión galvánica en la embarcación. Tendrá una superficie lisa, mate, que se mantendrá así a lo largo de su vida operativa, pues la incidencia de la cavitación será nula al tratarse de un material plástico. 
 
En resumen, las ventajas de una Hélice de Fibra de Carbono o Composite sobre las Hélices Metálicas tradicionales en aleaciones de bronce-aluminio son:
 
Reducción de peso: Entre un 50 y un 70%.
 
Reducción de ruidos y vibraciones: El mejor amortiguamiento elástico de la Fibra  de Carbono permite reducir en gran parte el componente de ruido estructural, evitando aspectos no deseado como el silbido (singing) de la Hélice.  Se pueden conseguir mejoras en torno a los 5 dB.
 
Ahorro energético: Alrededor del 5% de Ahorro de combustible, derivado de la mejor eficiencia hidrodinámica y del menor peso.
 
Eliminación de brillos y destellos: El color negro de la Fibra de Carbono consigue este efecto, determinante de cara a la mejora de las capturas.
 
Aumento del confort de la tripulación
 
La aplicación de los composites de alta tecnología en el campo naval está aún por desarrollarse, lo que la sitúa en cabeza de las posibilidades de mejora. Además de ser totalmente inmunes a la oxidación y muy livianas, estas hélices tienen un comportamiento frente al impacto muy diferente que las de metal. El daño queda localizado solo en la zona del golpe sin comprometer todo el eje o la reductora, como a veces ocurre con las hélices de metal.